The Melting Pot en Polanco

The Melting Pot

Esta semana visitamos The Melting Pot en Polanco. Para los fondue lovers, seguramente no tengo que dar más explicaciones, puesto que no abunda este concepto en la ciudad. Pero par quien no tenga el gusto de conocerlo os contamos un poco de las delicias con las que nos agasajaron a la hora de comer.

En una casa señorial en pleno Masaryk se ubica este restaurante cuyo punto diferenciador se encuentra en la calidad del servicio. Por la arquitectura del lugar, se te permite tener una sala privada para tus amigos o para una cena íntima en pareja.

Este restaurante confiere un modo de convivencia con amigos o familia más allá de una experiencia culinaria. Es decir, la propia idiosincrasia de la fondue, en la que tu mismo tienes que cocinar cada bocadito que vas a ingerir con cortos tiempos que ello conlleva, incitan tremendamente a la interacción entre comensales, y a tenor, a la conversación. Por lo tanto no es un lugar para comer con prisa, teniendo en cuenta que cada plato requiere de mínimo 30 min, entre que se prepara en tu mesa y lo degustas.

Restaurante en polanco

 Además, se está posicionando fuertemente como un lugar para disfrutar en familia, puesto que cuenta con actividades de cocina en la que los niños son los protagonistas, consiguiendo tenerlos así entretenidos pero integrados en la mesa y que los padres disfruten más tranquilos del momento de la comida.

 Uno de los puntos a favor que encontramos en este restaurante es que cada mesa cuenta con su propio hornillo eléctrico, por lo que se prescinde de los molestos olores del alcohol de quemar que normalmente se dan en este tipo de lugares, con la ventaja de que la temperatura es constante y no se empieza a quemar el queso o el chocolate antes de que termines de disfrutar de tu plato.

 Cuando hablamos de fondue, normalmente no pensamos que haya una gran variedad de opciones en lo que a este tipo de comida respecta, pero nos equivocamos. The Melting Pot organiza su carta de forma sencilla, pero con una amplia variedad de opciones. Puedes disfrutar de fondue de carnes, cocinadas en aceite, mojo o consomé con vino tinto; de verduras y frutas con las variedades y proporciones de queso que se te antoje; y por supuesto de todos los tipos de chocolate.

Un menú de 3 cursos ronda los 400 pesos por persona, pero ojo, las cantidades son más grandes de lo que aparentan, por lo que un menú de 2 personas es más que suficiente para llenar tres estómagos a medio día.

Deja un comentario