Playa del Carmen: Playas de ensueño y fiesta sin final

Este pasado Septiembre, finalizando mis vacaciones en España compré un vuelo de regreso a Cancún (solo ida Madrid – Cancún) por el módico precio de 150€. Obvio no podía dejar pasar esa ganga y, con el dinero ahorrado, tenía que pasar unos días en la costa.

Playa del Carmen

Pasé la semana previa al viaje como loco buscando hospedaje que se amoldara a mis necesidades de precio y ubicación. Ardua tarea para la cual recomiendo a Trivago entre las principales plataformas de búsqueda de alojamiento.

Finalmente todo se acomodó y fuimos a parar en un hermoso y cosy hotel del Grupo Habita llamado Deseo. Solo 15 habitaciones entorno a una alberca y zona lounge, situado en pleno corazón de Playa. Cada habitación cuenta con una hermosa terraza equipada con hamaca, ideal para las siestas.

Hamaca en Hotel Deseo

Una de las mejores cosas que tiene Playa del Carmen es su tamaño, lo puedes caminar de extremo a extremo, su calle principal es la 5 avenida, y es ahí donde se concentran todos los antros y restaurantes. Todo el día es un continuo trasiego de turistas nacionales y extranjeros. El ambiente de esta zona es muy parecido al ambiente playero que se respira en el paseo marítimo de Benidorm, pero en una versión más “hippy” y, por supuesto, con unas playas abrumadoramente más hermosas. Además, es un modelo turístico totalmente distinto al de los grandes hoteles de Cancún, mucho más amigable con el entorno.

Playa Mamitas

Fuera del tostarse al sol sobre la arena más blanca que puedas imaginar, lo que no puedes dejar de hacer en Playa del Carmen es desayunar en “La Cueva del Chango”, situada en la 38Nte con la mera 5ª avenida.

Este no será el único post del Caribe Mexicano, puesto que en unas semanas regresamos con toda la actitud a seguir descubriendo esta costa que me tiene enamorado. Espero volver a DF con mejores fotografías y con el recuerdo de algún sitio arqueológico como Tulum. De mientras, me despido con esta fotografía del amanecer a este lado del Atlántico.

Amanecer en Playa del Carmen

PD: Los taxistas del Aeropuerto de Cancún constituyen un monopolio y no sirve de nada que preguntes precios fuera del edificio. Siempre van a ser los mismos, es una “pseudomafia”, por lo que no pierdas el tiempo y toma uno directamente de la ventanilla del interior de aeropuerto, ya que por lo menos estos son legales. El camino a Playa del Carmen lo puedes realizar también mediante autobús, la compañía ADO cuenta con servicio directo.

Deja un comentario